Historia del Templo Bautista de Fairfax

En 1988 el Pastor Troy Calvert empezó el Templo Bautista de Fairfax como un ministerio del Fairfax Baptist Temple. Lo que empezó con un grupo de mexicanos y unos hermanos que hablaban el castellano, la obra del Templo Bautista de Fairfax ha crecido a más de 200 personas que se congregan cada semana para alabar al Señor.

En enero de 2006, se realizó una transición cuando el Dr. Bud Calvert transfirió el púlpito del Fairfax Baptist Temple a su hijo, el Pastor Troy Calvert. En ese mismo mes, el pulpito del ministerio hispano fue transferido al asistente del Pastor Troy, el Pastor Jack Paul Ramos. Le damos gracias a Dios por esta “iglesia entre iglesia” que solamente existe para glorificar a Dios y evangelizar al mundo. ¡A Dios sea la honra y gloria!

Sobre Pastor Jack

Primeramente les saludo y les agradezco por visitar nuestra página web. Soy Jack Ramos y nací en los Estados Unidos. Desde la edad de 6 años he asistido a una iglesia bautista, la cual me recogía en su ministerio de buses. Después de casi tres años de escuchar el Evangelio, acepté a Cristo como mi Salvador personal. En 2001, mi esposa Esther y yo empezamos a asistir al Templo Bautista de Fairfax, y le damos gracias al Señor por traernos a esta iglesia.

Al terminar la escuela secundaria serví a las fuerzas navales (NAVY) de los Estados Unidos por cuatro años. Después de mi servicio en las fuerzas navales en 1995, Esther y yo nos casamos, el 2 de septiembre del mismo año. En 1996 empecé mis estudios universitarios en ciencias políticas internacionales, la cual en 1998 me permitió empezar una carrera en el gobierno federal de los Estados Unidos. Posteriormente continué mis estudios hasta lograr una maestría en administración pública. Al finalizar el año 2001 acepté el llamado de servir al Señor en el ministerio y serví como asistente al Pastor de nuestra iglesia y como el ministro de jóvenes. En 2006 nuestro Pastor Troy Calvert tomó el pastoreado de la congregación habla inglés y yo asumí la posición de pastor de la congregación hispana.

Mi esposa Esther me apoya y trabaja a mi lado en el servicio al Señor como esposa de pastor y madre de nuestros hijos, Daniel Paul, Victoria Alessandra y Natalia Ramos. Estoy muy agradecido con el Señor por Su mano protectora y por Su misericordia en usar a su servidor para el avance de Su ministerio.